Llegó diciembre con su alegría, mes de parranda y animación. El último mes del año trae consigo mucha rumba y mucha comida, dos cosas que pueden afectar notablemente nuestra figura.

Aunque todos sabemos que es muy difícil resistirse a los placeres de la Navidad, no está de más tener en cuenta algunos consejos para no engordar en Diciembre. Son cinco tips que te permitirán disfrutar de las natillas y los buñuelos sin remordimiento.

Estas recomendaciones, que deberías ponerlas debajo del arbolito o encima del pesebre para poder verlas todos los días, nos las comparte la española Marta Villarino, dietista nutricionista y miembro del Colegio Profesional de Dietistas Nutricionistas de la Comunidad de Madrid.

1. Alimentación equilibrada

Hacer las cinco comidas diarias es muy importante. “Se recomienda tomarlas durante todo el año y, así, nos será más sencillo mantenerlas en el transcurso de diciembre. Es igual de importante ahora que en el resto del año mantener una alimentación equilibrada”, explica Villarino.

2. Fruta y Verdura

La fruta es un alimento que aporta a nuestro organismo vitaminas, minerales y fibra. Además de consumirse durante todo el año, en estas fechas, “incluirla en las comidas principales, como en la de Navidad o Año Nuevo, facilitará que el consumo de dulces sea menor. Además, existen muchas recetas que son muy navideñas y que nos ayudarán a comerlas con más gusto.

Lo recomendado es huir de los platos que contengan una gran cantidad de grasas, y en caso contrario, moderar su consumo; y seguir el esquema del plato de Harvard, que siempre incluye fruta y verdura, modelo con el que conseguiremos unas comidas más equilibradas”, comenta Marta.

3. Agua o Alcohol

«Nuestra alimentación siempre debe ir acompañada por el agua. Tenemos que reducir el consumo de alcohol, ya que es un tóxico que no aporta ningún nutriente y, además, en lo relativo a la parte calórica, estamos incluyendo mucha carga en poco volumen. Si se opta por consumirlo, se recomienda hacerlo de manera moderada’, aconseja la nutricionista.

4. Dulces Navideños

Si algo caracteriza estas fechas son los dulces típicos de Navidad, como las natillas, los buñuelos, los turrones, etc. Para la experta, “no deben comenzarse a comer un mes antes porque lo ocasional pasa a ser rutinario. Además, una vez que finalicen los festivos, es importante que el cálculo previo de la compra haya sido lógico para que no sobren grandes cantidades”.

5. Hacer Ejercicio

Durante diciembre hay que continuar con el ritmo de nuestra rutina deportiva, ya que en esas fechas, debido al aumento de «compromisos, la intensidad del ejercicio, en ocasiones, es menor. No podemos caer en esa dejadez.

Es muy importante no incrementar su intensidad, porque muchas veces tenemos la idea errónea de que si se hace más ejercicio se engordará menos», concluye la especialista en nutrición.

18Shares

Artículos Relacionados