Los actores de cine y televisión forman parte del grupo de personas que más necesitan del gimnasio para vivir. Además de los fisicoculturistas, que obviamente dedican su vida a los fierros para agrandar y definir sus músculos, la gente que está detrás de la pantalla también utiliza varias horas de su día, varias semanas de su mes, varios meses de sus años e incluso varios años de su vida, para ponerse en forma.

Consciente de ello, en esta oportunidad quiero compartir contigo una llamativa vídeo-galería del portal ‘BUZZ-MARCA’ que recopila la historia de siete actores que se entregaron al gimnasio para preparar un papel. Algunos tuvieron que bajar y/o subir de peso, otros aumentaron y/o disminuyeron su masa muscular y otros cuantos se vieron obligados a cambiar drásticamente su cuerpo en más de una oportunidad, para representar de la mejor manera al personaje indicado. Te dejo con las imágenes y el caso de cada uno.

👨 Christian Bale se merece un lugar aparte en esto de las transformaciones. Perdió casi 30 kilos para su papel en «El Maquinista» y luego ganó 44 kilos de músculo para «Batman Begins» y 20 de grasa para «La gran estafa americana».

👨 Chris Hemsworth: parece increíble que Thor pudiera quedarse así para la película «In the hearth of the sea», creemos que se pasó con el running.

👨 50 Cent: es una pena tener que ir al gimnasio para perder toda esa masa de músculo… quién lo diría.

👨 Tom Hanks: y es que ya lo decía su amigo Wilson que se estaba quedando en los huesos.

👨 Matt Damon es otro de los actores que jugó demasiado con el peso, y es que perdió 23 kilos para «Honor de la verdad», subió 14 kilos de grasa para «The informant» y ese mismo año perdió ese peso y ganó 7 de musculo para «Invictus».

👨 Jared Leto: otro cambio espeluznante. Engordó 30 kilos de grasa para la película «Chapter 27» y bajó 13 kilos por debajo de su peso saludable para «Daller Buyers Club».

👨 También para Dallas Buyers Club, Matthew McCounaughey perdió unos 13 kilos aproximadamente.

9Shares

Artículos Relacionados