En el entrenamiento, como en el amor, si te dejas llevar por la monotonía las cosas no funcionarán. Si haces siempre los mismos ejercicios, levantas los mismos pesos y sigues la misma rutina, jamás podrás ver resultados diferentes.

Siguiendo con la analogía entre el amor y el entrenamiento, recuerda que los pequeños detalles hacen grandes diferencias. Algo tan simple como cambiar el agarre puede darte mayores beneficios.

Así lo asegura el estadounidense Todd Durkin, quien busca el agarre perfecto para construir músculos nuevos. «Dar un giro en la forma de tus agarres no sólo estimula músculos que tienes olvidados, sino que además ejercitas desde otros ángulos los otros que ya entrenas”, explica el reconocido entrenador, quien desarrolló la siguiente rutina como ejemplo de su teoría.

¿Cómo es el agarre perfecto?

Cambiar el agarre no es el único modo de construir músculo. «Imprimir más fuerza en la mano te permitirá cargar más peso”, explica Todd. Cuantos más kilos levantes, más masa muscular magra se formará y serás más fuerte. Añade a tu rutina semanal una sesión con pesas rusas (sujetándolas hacia arriba) para conseguir que tus antebrazos sean más poderosos.

Realiza tres series de cada uno de estos ejercicios usando un agarre diferente cada vez. Descansa 30 segundos entre series y 1 minuto entre los movimientos.

Kettlebel

Con la mano izquierda sujeta una pesa rusa. Elévala de manera invertida a fin de que la bola quede a la altura de tus ojos. Mantenla ahí durante todo el movimiento. Con el abdomen contraído y los glúteos apretados camina 20 metros en una dirección y regresa con la otra mano.

Espantapájaros

Con una mancuerna en cada mano, eleva la parte alta de los brazos hasta que quede paralela al piso y dobla los codos para que formen un ángulo de 90 grados. Sin cambiar la posición de la parte superior de los brazos, rota los antebrazos hacia el frente y regresa lo más atrás que puedas. Haz una pausa y regresa a la posición de arranque. Ejecuta 10 repeticiones por serie.

– 1 Serie: Las palmas al frente.
– 2 Serie: Palmas hacia abajo.
– 3 Serie: Palmas hacia afuera.

Remo con Mancuerna

Sujeta una mancuerna con tu brazo derecho y apoya la palma y rodilla izquierdos sobre un banco. Tu torso debe estar casi paralelo al piso. Permite que la mancuerna cuelgue. Jala el peso hacia tu costado, haz una pausa y regresa a la postura de arranque. Haz 5 repeticiones por cada lado, para completar 10.

– 1 Serie: Las palmas hacia atrás.
– 2 Serie: Palmas hacia abajo.
– 3 Serie: Palmas hacia afuera.

Press con Mancuerna

Colócate boca arriba sobre un banco recto. Sujeta una mancuerna con cada mano y ponlas a la altura del pecho con los brazos bien estirados y los hombros en la superficie. Baja las pesas lentamente hasta los costados del pecho. Haz una pausa y regresa a la posición inicial. Realiza 10 repeticiones por serie.

– 1 Serie: Las palmas al frente.
– 2 Serie: Palmas hacia abajo.
– 3 Serie: Palmas hacia afuera.

Elevación de Piernas

Cuélgate de una barra para dominadas con los brazos abiertos al mismo ancho de los hombros y las piernas totalmente estiradas. Elévate hasta que tus codos formen un ángulo de 90 grados. Sin cambiar la postura de los brazos, eleva las rodillas hasta que los muslos sean paralelos al piso. Regresa a la posición inicial. Realiza 10 repeticiones por serie.

– 1 Serie: Las palmas al frente.
– 2 Serie: Palmas hacia abajo.
– 3 Serie: Palmas hacia afuera.

22Shares

Artículos Relacionados