A diferencia de lo que muchas personas creen, caminar sirve para adelgazar y bajar de peso. Numerosos estudios científicos corroboran que no solamente correr te ayuda a lograr estos objetivos.

No solo puedes adelgazar caminando, sino que cuanto más pesas, más fácil será bajar de peso. Así lo asegura la famosa entrenadora estadounidense Michele Stanten, fundadora de ‘MyWalkingCoach’ y autora de ‘The Walking Solution’.

La cantidad de peso que puedes perder al caminar varía de una persona a otra, pero Stanten ha visto cómo las mujeres bajan de 6 a 10 kilos en las ocho semanas posteriores al inicio de una rutina para caminar. Los hombres tienden a perder peso más rápido. Otras personas lo pierden más lentamente, y anecdóticamente, a veces los que lo pierden más lentamente tienden a mantenerlo por más tiempo.

Para que caminar realmente funcione para tus esfuerzos de pérdida de peso, ten en cuenta estos consejos de Michele.

¿Cuánto tiempo debo caminar?

No hay una fórmula mágica para cuántos pasos, kilómetros u horas tienes que caminar para perder la cantidad de peso que deseas. Para empezar, la clave es hacer más de lo que estás haciendo ahora.

«Si tienes un trabajo donde estás de pie todo el día, tienes que hacer más que eso. Pero si tienes un trabajo de escritorio sedentario, un paseo todas las noches después de la cena puede mostrar resultados reales», asegura la entrenadora.

Se ha dicho mucho acerca de obtener una referencia de aproximadamente 10.000 pasos por día por razones de salud. Si tu objetivo es perder peso, es probable que desees caminar más que eso una vez que estés en una rutina.

Pero no necesitas comenzar con los 10 mil pasos. Obtenga su línea de base primero. «Si solo obtienes 3.000 pasos en un día normal, no trates de obtener 10.000 pasos al día siguiente. Eso puede ser realmente desalentador. Apunta a 5.000 cada día durante una semana. Luego sube a 7.000 la próxima semana», aconseja Stanten.

Mas resultados, menos tiempo

La mejor manera de derretir kilos es desafiarse a sí mismo con intervalos: períodos de caminar más rápido entrelazados con períodos de caminar más lento. La ciencia ha encontrado que los caminantes por intervalos pierden más peso que las personas que simplemente van a la misma velocidad todo el tiempo.

Un estudio de personas con diabetes tipo 2 encontró que los caminantes por intervalos que alternaban 3 minutos de caminata rápida con 3 minutos de caminata de velocidad promedio no solo les ayudaron a mejorar su condición física y controlar el azúcar en la sangre mejor que los caminantes de estado estacionario, sino también su composición corporal. Cambiado, dejándolos con menos grasa abdominal y grasa corporal.

Por supuesto, si realmente quieres cambiar la composición de tu cuerpo, querrás agregar entrenamiento de fuerza a tu vida. También recuerda que controlar el estrés, el sueño y la alimentación contribuyen a la pérdida de peso.

Mitos sobre caminar

Para ir más rápido, da pasos más largos. ¡Exactamente lo contrario! Para ir más rápido, necesita acortar el paso y dar más pasos por minuto. «Cuando extiendes el pie frente a ti demasiado lejos, obtienes un mayor impacto en tus rodillas y caderas y tu pie actúa como un freno», explica Michele.

Entrenarse para acortar tus pasos es muy sencillo, cuenta cuántos pasos das por minuto (o 30 segundos, si tu mente se desplaza rápidamente por las matemáticas) eso es un intervalo de velocidad. Luego trata de dar más pasos que eso para el siguiente minuto. ¡Ahora si a caminar y bajar de peso!

16Shares

Artículos Relacionados