Los milagros no existen. Al menos no en el mundo del entrenamiento. Si quieres ver resultados en tus músculos tienes que trabajarlos. Pero no basta con ejercitarlos, hay otras cosas que debes tener en cuenta.

Sin importar cuáles sean tus objetivos, es importante un descanso adecuado y una alimentación sana para que crezcan o se tonifiquen. Y ni si quiera eso es suficiente. Hay otros aspectos que también son muy determinantes.

Consciente de ello, el reconocido Mikel Arce, Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, reveló algunos consejos para tener mejores resultados en los músculos. El entrenador español le contó al portal ‘Cuídate Plus’ lo que le recomienda a sus clientes para que tengan el cuerpo que tanto desean. Te dejo con sus tips, para que los apliques en tu vida.

REPETICIONES y SERIES
– Hay que crear rutinas variadas con una repetición necesaria para aprender y mejorar el ejercicio realizado y que toquen diferentes músculos y de formas distintas.

– Hay que trabajar bien cada posición y realizar bien cada una de las repeticiones. Si la postura no es adecuada, la ejecución no es correcta y el objetivo cambia. Estás buscando la eficiencia en ese movimiento, por lo que quieres hacerlo lo mejor posible. Llegar a hacer una repetición más sin cuidar las formas no es lo adecuado.

PACIENCIA Y DISCIPLINA
La paciencia de saber que no vas a crecer en un año todo lo que seguramente tenías en mente. Disciplina para mantener ese objetivo a pesar de las adversidades.

«Aumentar el músculo lo consigues rompiendo el músculo que tienes y creando más en ese lugar. Si te pasas rompiéndolo, te rompes de verdad y tienes una lesión grave. Si lo haces lentamente, progresas de forma adecuada, planeada, saludable, y crecerás poco a poco.

Hay que pensar a largo plazo y en no aumentar de golpe lo que tienes, porque, no solo tienes que adaptar al músculo a trabajar de esta forma, sino que también tienes que dar tiempo a las inserciones de los músculos (a los tendones, huesos y otros músculos) para que se adapten a esa nueva tensión. Por eso es importante programar el entrenamiento», dice Arce.

Aumento y Definición en los Músculos

Mikel asegura que, primero tendríamos una época en la que habría que adaptarse a las cargas que van a venir. Aquí hay que aprender la técnica de los ejercicios, mover «poco» peso y adaptarse progresivamente a series y repeticiones.

Luego podríamos pasar a una segunda fase en la que empezaríamos a aumentar pesos, a bajar repeticiones y a buscar una congestión muscular. Toda fase de crecimiento necesita su descanso, que depende, entre otras cosas, del nivel del atleta y de su recuperación individual. En esta fase hay variedad de ejercicios, combinaciones de series y repeticiones, por lo que mucha gente se queda aquí.

«Hay gran parte de genética en los cuerpos muy musculados, aunque con trabajo podemos llegar a grandes y altas metas. Lo primero antes de diferenciar entre sexos sería distinguir entre tipos de cuerpos. Entre los diferentes tipos de cuerpo que hay unos son más adecuados que otros, explica el experto.

El mesomorfo y el endomorfo ganan músculo de forma más fácil que el ectomorfo, que es más alargado y fino. Pero al mesomorfo le cuesta quemar la grasa, con lo que le costaría la fase final de definición. Así, tal y como comenta Arce, cada cuerpo debería adaptarse a ese tipo de estrategias para tener mejores resultados en los músculos.

Artículos Relacionados