El estado de flujo o la Zona se debe tener en cuenta antes de trabajar sobre las principales áreas del manejo de energía. Ésto por la importancia de absorber, resistir y ceder como un todo unificado.

Técnicamente, hay tres categorías de manejo de energía:

– Mandar energía fuera del cuerpo. Aquí se incluyen todas las acciones de golpear, patear y arrojar accesorios diversos, desde balones de rugby a balones medicinales de varios pesos.

– Recibir energía de fuentes externas. En este caso entran fuerzas que llegan al cuerpo en forma de balón o de jugador contrario. Cualquier forma de atrapar desarrolla la sensibilidad necesaria para recibir fuerzas externas.

– La Zona o estado de flujo. Sea lo que sea lo que finalmente se descubra que en este estado, la mayoría de los deportistas que afirman haber estado allí informan que es un estado sin esfuerzo. El tiempo y el espacio se ralentizan, y las acciones se aproximan a lo espiritual. Todos estos factores permiten a los competidores rendir a niveles cercanos a su potencial máximo.

Es importante darse cuenta de que hay grados y niveles en esta condición. Más aún, cada nivel o cantidad de tiempo en la Zona conllevará un diferente grado de mejora en el rendimiento. A mayor nivel, mayor la calidad de administración de energía.

Fortalecimiento del Estado de Flujo

– Propósito: Todos los deportes tienen algo de contacto físico, incluso aunque el contacto con oponentes no sea parte del juego. Puede haber contactos no intencionados con contrarios y caídas a los que tendrá que hacer frente. Estos ejercicios proporcionan una manera segura de aprender cómo fortalecer el cuerpo. El propósito de este ejercicio es desarrollar las habilidades receptoras del cuerpo.

– Equipamiento: Necesitara balones medicinales o sacos de arena que pesen entre 1 y 2 kilos y un mini-trampolín. Puede hacer un buen saco de arena con la cámara de un neumático de coche. Átelo por un extremo y llénelo con arena, y luego vuélvalo a atar tras haber alcanzado el peso deseado.

– Procedimiento: Individualmente, con un compañero o en grupo, realice entre 25 y 50 repeticiones de cada ejercicio:

+ Individual: Arroje el balón al aire o al mini-trampolín y atrápelo con su cuerpo; asegúrese de que el balón contacta con varias partes del cuerpo para conseguir el máximo beneficio del entrenamiento. No coja el balón de forma que ejerza una presión inadecuada sobre las articulaciones.

+ Compañero o grupo: Puede participar cualquier numero de jugadores. Éstos forman un circulo y se colocan de pie, separados entre 90 y 120 centímetros. Pase el balón en cualquier dirección. Si piensa que no hay suficientes oportunidades para atrapar y lanzar, añada mas balones.

Incluya elementos inesperados arrojando el balón a varias velocidades, a diferentes partes del cuerpo del receptor, y cuando coja el balón, absorba el impacto con movimiento del cuerpo y diferentes parcelas corporales.

Artículos Relacionados