Ten mucho cuidado con el exceso o la deficiencia de Masa Muscular

Una de las claves del éxito cuando buscas estar en forma es procurar siempre que la masa muscular sea equilibrada, de tal manera que tengas justo la cantidad de músculo que necesitas para alcanzar el máximo nivel de eficacia. Ni un gramo más ni un gramo menos. En seguida verás por qué.

Si tienes menos cantidad de músculo de la adecuada pierdes gran parte de tus cualidades físicas, además de obtener un metabolismo bajo que, a su vez, da lugar a la facilidad para acumular grasas en el cuerpo. Piensa que en nuestra sociedad el 95% de la población padece de atrofia muscular, es decir, tiene menos musculatura de la necesaria. Pero, el caso contrario, tener más masa muscular de la necesaria, tampoco es sano, ya que provoca un sobrepeso que afecta a las articulaciones, sobrecarga en el sistema digestivo y supone pérdida de agilidad, entre otros sucesos que afectan el funcionamiento de nuestro cuerpo.

En ese orden de ideas, los factores que condicionan la optimización del tejido muscular en realidad son muchos, pero déjame explicarte brevemente cuáles son los cuatro más importantes.

✔ Características Físicas

El músculo es el tejido contráctil, y es el más abundante en el cuerpo humano. Fijate que tenemos más de 600 músculos, y que en total forman el 40-50% de nuestro cuerpo. De ahí que si conservamos una buena musculatura mantengamos la mayor parte de nuestro cuerpo en buen estado.

✔ Sistema Nervioso

El sistema nervioso juega un papel muy importante en el funcionamiento de la musculatura porque es él el que manda la orden de que los músculos se contraigan. Y lo hace a través de la corriente eléctrica. La intensidad de esa corriente es la que determina la cantidad de fibras que se contraen y la fuerza de la misma.

✔ Sistema de Aporte de Oxigeno

Es el encargado de llevar este elemento a los distintos órganos del cuerpo para que puedan desarrollar sus funciones. Y debe funcionar a la perfección, pues el oxigeno es parte fundamental de casi todas las reacciones químicas que se producen en nuestro organismo. La masa muscular no es una excepción.

✔ Sistema de Aporte de Energía

Está compuesto por el por el sistema digestivo (encargado de digerir los nutrientes) y el sistema circulatorio (distribuye los nutriente en forma de energía). Al músculo llegan en forma de Adenosintrifosfato (ATP), que es, por decirlo de algún modo, la moneda energética con la que trabaja este tejido.

Artículos Relacionados