La polémica del desayuno continúa y parece no tener fin. Cada vez son mas las personas que se preguntan si desayunar ayuda a bajar de peso y los expertos que chocan con sus diferentes respuestas.

Los últimos en hacerlo han sido dos reconocidos nutricionistas estadounidenses, quienes a través de la revista Men’s Health defendieron sus respectivas teorías. Uno está a favor del desayuno y el otro en contra.

Durante años, los dietistas dijeron que el desayuno era la comida más importante y que se debería desayunar para perder peso, pero ahora muchos dicen que debes evitarlo. De hecho, una nueva revisión de estudios actualmente inundando sitios de noticias dice que el desayuno no ayuda con la pérdida de peso.

Muchos comensales de todo el mundo creen que comenzar su mañana con una buena comida reduce su riesgo de atracones de comida chatarra, pero el nuevo artículo, publicado en ‘BMJ’, dice que esto no es exactamente cierto.

Los investigadores analizaron 13 ensayos controlados y compararon el peso de los adultos que desayunaron y no lo hicieron. No encontraron evidencia de que saltarse el desayuno pudiera llevar a un aumento de peso, o que tengas que desayunar para perder peso. ¿Entonces que es lo que tienes que hacer?

Razones para evitar el desayuno

Krista Varady, profesora de nutrición en la Universidad de Illinois, Chicago, explica que: «Eludir el desayuno y las diversas formas de ayuno pueden ayudar a controlar el peso y mejorar tu salud. Comer con restricción de tiempo (TRE, por sus siglas en inglés) es una forma de ayuno intermitente que implica consumir todas tus calorías diarias dentro de un período de tiempo más corto».

En un estudio, en el que fue coautora, hombres y mujeres obesos que comían entre las 10:00 a.m. y las 6:00 p.m. durante tres meses consumieron 341 calorías menos por día, perdiendo un 3% del peso corporal y reduciendo su presión arterial sistólica.

Todas las formas de ayuno también promueven un proceso llamado autofagia, en el cual se eliminan las células desgastadas, lo que puede ayudar a reducir la inflamación y mejorar la función general del cuerpo.

En todo caso, la experta reconoce que algunas investigaciones sugieren que comer temprano en el día es mejor para las personas con riesgo de diabetes. No te saltes el desayuno si esto causa atracones nocturnos.

La razón por la que la mayoría de las dietas fallan es que las personas intentan hacer cosas tan diferentes de su comportamiento normal que no pueden seguirlas. Entonces, si no desayunar se siente bien, experimenta con el TRE. Sólo ten en cuenta que puede tardar una semana o dos para ajustarse. Para controlar los antojos iniciales, bebe agua, come mucha proteína y reduce los carbohidratos refinados.

Beneficios de desayunar todos los días

Mark Pereira, profesor de epidemiología en la Universidad de Minnesota, Minneapolis, explica que: «He estado estudiando los efectos del desayuno en la salud durante 15 años y no hay ninguna razón convincente en donde no desayunar para perder peso funcione. De hecho, saltarte el desayuno está asociado con malos hábitos alimenticios en general».

En 2013, un grupo de investigación analizó datos de miles de personas cuyos hábitos alimenticios y estado de salud se rastrearon durante 18 años, y la ingesta diaria de desayuno (clasificada como consumiendo al menos el 20% de las calorías diarias dentro de las dos horas de despertarse) protegió fuertemente contra la obesidad, hipertensión y diabetes.

Esto no prueba que saltarse el desayuno cause estas condiciones, pero es un buen indicador de que podría conducir a comportamientos menos saludables.

¿Qué debo desayunar?

Pero comer lo que quieras por la mañana tampoco es la respuesta. Para prepararte para el éxito diario, come un desayuno que sea bajo en azúcar, alto en fibra y ten un balance de proteínas, grasas y carbohidratos. Los recomendados son: avena con leche, arándanos y nueces; un panecillo inglés de grano entero con aguacate y un huevo; o un batido con verduras, yogur natural y fruta.

Desayunar para bajar peso no es una pastilla mágica, y si no tienes ganas de comer, mejor no lo hagas. Pero para muchos, un buen desayuno marca el tono para el resto del día, lo que lleva a elecciones más saludables que podrían ayudarte a perder peso.

22Shares

Artículos Relacionados