Las fases de la carrera de velocidad en atletismo son dos. Sin embargo, algunos autores las dividen en cuatro. Lo cierto es que cada zancada comprende una fase de apoyo (que se puede dividir en una fase de apoyo anterior -amortiguación- y una fase de impulso) y una fase de vuelo (que se puede dividir en una fase de balanceo anterior y una de recuperación).

– En la fase de apoyo el cuerpo del atleta es desacelerado (apoyo anterior) y luego acelerado (impulso).

– En la fase de vuelto la pierna libre se balancea por delante del cuerpo del atleta y se extiende para el contacto con el suelo (balanceo anterior) mientras que la última pierna de apoyo se flexiona y balancea hacia el cuerpo del atleta (recuperación).

FASES DE LA CARRERA DE VELOCIDAD

FASE DE APOYO

El objetivo es minimizar la desaceleración en el contacto con el suelo y maximizar el impulso hacia adelante. Tiene las siguientes características:

– El contacto con el suelo se produce sobre el metatarso.

La flexion de la rodilla de la pierna de apoyo es mínima durante la amortiguación; la pierna de balanceo está en su máxima flexión.

– Las articulaciones de cadera, rodilla y tobillo de la pierna de apoyo se encuentran firmemente extendidas en el despegue.

– El muslo de la pierna de balanceo se eleva rápidamente hacia una posición horizontal.

FASE DE VUELO

El objetivo es maximizar el impulso hacia adelante y prepararse para un implante efectivo en el apoyo en el suelo. Tiene las siguientes características:

– La rodilla de pierna de balanceo se mueve hacia adelante y arriba (para continuar el impulso y aumentar el largo de la zancada).

– La rodilla de la pierna de apoyo se flexiona notablemente en la fase de recuperación (para lograr un pendulo corto).

– Brazo de balanceo activo pero relajado.

– La siguiente pierna de apoyo barre hacia atrás (para minimizar la acción de freno en el contacto).

EJERCICIOS PARA MEJORAR LAS FASES DE LA CARRERA

– Básicos: Se utilizan para completar la entrada en calor. Talones a los glúteos, tobillos, rodillas altas con extensión. Son ideales para desarrollar las habilidades básicas de carrera y coordinación.

– Carreras con resistencia: Utilizar la resistencia de un compañero o un implemento. No exagerar la resistencia. Asegurar la completa extensión de la pierna de apoyo y breves contactos con el suelo. Son ideales para desarrollar la máxima velocidad.

– Carreras de persecución: Utilizar un bastón o cuerda (1,5 metros). Trotar en línea. El corredor de adelante libera el bastón (o soga) para iniciar la persecución. Son ideales para desarrollar velocidad de reacción y aceleración.

– Salida lanzada: Marcar una zona de 20 metros. Utilizar una aproximación de 20-30 metros. Correr a través de la zona a máxima velocidad. Son ideales para desarrollar máxima velocidad y aceleración.

Artículos Relacionados