Con el pasar de los años y a través de numerosos estudios científicos se ha podido demostrar que para obtener mejores y más rápidos resultados durante un trabajo de fuerza es necesario conocer las diferentes características de los Músculos, el gran protagonista en este tipo de entrenamiento. Ya no es suficiente con que los entrenadores conozcan sus movimientos, sus funciones o sus disposiciones a la hora de realizar un ejercicio, sino que también resulta fundamental que los deportistas o practicantes de este estilo Fitness estén al tanto de dicha información.

De acuerdo con ello, en esta oportunidad me parece más que pertinente revisar los diferentes tipos de Fibras Musculares que interfieren en estos ejercicios. Antes de dejarte con los parámetros que podemos encontrar en esta línea, vale la pena recordar que existen dos tipos de fibras musculares esqueléticas que no se diferencian tanto en su estructura como en su actividad funcional. Aunque tradicionalmente solo se habla de dos tipos, algunos autores plantean que existe una tercera categoría que presenta combinaciones entre las dos principales. A continuación las repasamos una por una.

💪 Fibras Tipo I

También son conocidas como las fibras rojas, lentas o resistentes. Contienen una gran cantidad de mioglobina, mitocondrias y vasos sanguíneos. Genera ATP por el sistema aeróbico y divide el ATP lentamente. Tiene una contracción lenta y es resistente. Este tipo de fibra muscular es adecuado para deportes de resistencia como marcha, maratón, triatlón, etc. Se encuentra en los músculos posturales: Abdominales, Antebrazo, Cuello, entre otros.

💪 Fibras Tipo II

– Tipo IIA: Es mucho más resistente y se contrae aún más rápido que la del tipo 1. Contiene una gran cantidad de mioglobina, mitocondrias y vasos sanguíneos. Genera ATP por la oxidación. Y divide y contrae el ATP mucho más rápido. Este es el tipo de músculo que tu necesitas para carreras de distancia, patinaje sobre hielo, entre otros.

Tipo IIB: Es más rápida y tiene menos mioglobina, mitocondrias y vasos sanguíneos. Contiene una gran cantidad de glucógeno, lo que significa que el azúcar o las calorías se almacenan muy cerca de su fuente de provisiones, ya que la energía se agota rápidamente. El ATP se divide extremadamente rápido. La fatiga muscular es más rápida. Este tipo de músculo es bueno para corredores de corta distancia, Fisiculturistas y deportes que implican movimientos explosivos.

💪 Fibras Intermedias

Presentan características intermedias entre las otras 2 variedades de fibras, pero superficialmente se asemejan más a las fibras rojas y son mas abundantes en los músculos rojos. Poseen un número de mitocondrias equivalente al de las fibras rojas, pero su línea Z es delgada como en las fibras blancas.

Por último, ten en cuenta dos cosas fundamentales: 1) cuanto más uses un músculo en la vida diaria, tu porcentaje de fibra muscular roja será mayor. 2) Para las fibras rápidas no es necesario realizar ejercicios rápidos.

11Shares

Artículos Relacionados