Para facilitar el aprendizaje significativo de las habilidades y destrezas motrices básicas teniendo como referencia la actuación o la incidencia del profesor debemos partir del principio de que éste no es el protagonista del proceso de enseñanza y aprendizaje. Es el alumnos el verdadero eje central de las acciones didácticas.

Durante años se ha considerado al profesor de educación física como el elemento más importante, llegándose a desarrollar estudios e investigaciones para determinar el perfil del profesor ideal. Las consideraciones respecto a la importancia y al papel del docente han variado y combinado sustancialmente en la actualidad.

En el caso que nos ocupa consideramos tres aspectos que hay que destacar en cuanto al papel del profesor en la interacción con los alumnos en la clase.

En primer lugar, consideramos al profesor como un mediador, como un puente entre el alumno y el nuevo contenido. Si establecemos una diferenciación entre lo que el alumno es capaz de realizar solo y lo que es capaz de realizar con la ayuda de otras personas, vemos claramente el ámbito de la incidencia y actuación del docente. El profesor debe ir estableciendo puentes entre lo que el alumno ya sabe o es capaz de realizar y el nuevo aprendizaje.

La segunda consideración respecto a la actuación del docente en el aprendizaje significativo destaca la condición de conductor y transmisor de aprendizajes. El que aprende es el alumno, no el profesor. Un claro ejemplo de esta consideración y, este caso, no referido a la educación física, es el del profesor de autoescuela y el alumno que quiere aprender a conducir.

Tipos de Docentes en el Aprendizaje Significativo

En este ejemplo el profesor no se sienta al volante y demuestra sus habilidades conduciendo; es el alumno quien lo hace y aprende a través de las explicaciones y orientaciones que éste le va dando. El profesor actúa de guía, puente o transmisor del aprendizaje siendo el alumno el protagonista de este proceso y no aquél.

Finalmente, creemos que el docente debe ser un dinamizador de situaciones didácticas entendidas éstas como aquellas acciones que el profesor realiza para crear un clima y amiente propicio y atractivo para el aprendizaje.

Los alumnos son los protagonistas principales del proceso de enseñanza y aprendizaje en general y, en este caso, de las habilidades y destrezas motrices básicas. Todas las acciones didácticas se encaminan hacia la consecución por parte de éstos de un amplio y variado conjunto de formas culturales aceptadas y necesarias para formar parte y moverse en la sociedad en la que viven.

Se hace patente la necesidad de que el profesor conozca cómo son sus alumnos en todos los aspectos posibles. Será necesario, por tanto, determinar ese punto de partida.

En el caso del aprendizaje de habilidades y destrezas motrices, aquellas se concretan en dos grandes apartados: el primero hace referencia a aquellos aspectos fisiológicos y de desarrollo que tendrán una incidencia especial en el nuevo proceso de aprendizaje; y, el segundo, a todos aquellos aspectos de tipo psicológico que delimitarán las acciones que hay que realizar y la metodología que hay que utilizar.

Artículos Relacionados