Al igual que como sucede en la vida y especialmente en el amor, el entrenamiento deportivo está lleno de pequeños detalles que hacen grandes diferencias a la hora de llevar una Vida Fitness. Si bien es cierto que hacer las principales cosas como entrenar, descansar y comer es fundamental, también está claro que tener en cuenta un par de comportamientos mínimos nos ayudará a obtener de manera más rápida los resultados deseados.

Volviendo a la analogía con la que arranque de este tema, quiero que entiendas que así como para cultivar un amor es importante sorprender constantemente a la otra persona con cosas simples como un te quiero, un te extraño, un abrazo o un beso en la frente, para cultivar un estilo de vida saludable resulta fundamental hacer algunas cosas simples que están al alcance de tus manos y que harán grandes diferencias con el pasar del tiempo. Consciente de ello, a continuación te comparto un listado de pequeñas cosas que deberías hacer en tu cotidianidad para tener el cuerpo que tanto deseas.

Pequeños detalles que cambiarán tu Vida Fitness

✔ Más caminata, menos carro. Si tienes que hacer alguna diligencia cerca a tu casa ve caminando, así ayudas a tu sistema cardiovascular y ahorras gasolina.

✔ Más agua, menos gaseosa. Si está haciendo mucho calor, tienes mucha sed o alguien te invita a su casa a tomar, piensa en beber agua en lugar de gaseosa o jugo.

✔ Un solo vaso de jugo. Las personas están acostumbradas a tomarse dos o tres vasos de jugo durante las comidas, pero en realidad para el cuerpo es suficiente con solamente uno. Entre menos cantidad de azúcar tomes mucho mejor.

✔ Un solo pan al desayuno. Siguiendo por la línea de las comidas, es normal que a primera hora nos antojemos de comer algunos panes con los huevos o el café. Hacerlo no tiene nada malo, pero si quieres tener una vida fitness con un pan es más que suficiente para tener energía toda la mañana.

✔ Cero carbohidratos después de las 3:00 p.m. Recordando que no se trata de dejar de comer, sino de comer bien, es importante que después de cierta hora del día evites comidas de digestión lenta para evitar su almacenamiento en nuestro cuerpo.

✔ Entrenar durante el descanso. Si estás en el gimnasio no pierdas tiempo entre una serie y otra, aprovecha estos espacios de «descanso» para realizar actividades cortas como saltar laso o los ejercicios de coordinación.

✔ Dormir por la noche. Lo recomendado es dormir 8 horas diarias, pero lo ideal es que esas horas sean en la noche y no durante el día. Así que acuéstate lo más temprano posible, pues la noche se hizo para dormir y el día para entrenar.

✔ Subir las escaleras a pie. La vida fitness se ha visto duramente afectada por las comodidades que hoy en día ofrece la tecnología en todos los aspectos, incluida en las escaleras. El mundo está lleno de ascensores y escaleras eléctricas, sin embargo, la idea es que tu sigas subiendo las escaleras a pie.

✔ Entrenar los días de descanso. El domingo es tradicionalmente conocido como el día de descanso de la gente, la idea es que rompas esta tradición y aproveches este día para salir a trotar, para caminar por el parque o para jugar un partido con tus amigos.

✔ Evita trasnochar. No importa que te tilden de «aburrido» o «viejo» por evitar siempre las noches de rumba o las actividades que implican trasnochar. Para las personas normales resulta difícil entender que nosotros preferimos madrugar a hacer ejercicio, en lugar de trasnochar por una fiesta.

19Shares

Artículos Relacionados