Nunca se es demasiado joven, ni demasiado viejo para entrenar. Muchas personas realizan actividad física hasta sus últimos años de vida y muchos también lo hacen desde los primeros. Un ejemplo de los segundos es Rory van Ulft, considerada la niña más fuerte del mundo.

La pequeña, de apenas 7 años, se ganó este apodo después de su espectacular presentación en el Campeonato Nacional Juvenil de Estados Unidos. La nacida en Ottawa, capital de Canadá, alcanzó el primer lugar en la rama sub-11 y sub-13 en la categoría de 30 kilos. No sólo eso. Se convirtió en la campeona más joven de la historia.

La hazaña de Rory en el mundo del exigente deporte de fuerza del powerlifting (levantamiento de potencia) se ha hecho viral en las redes sociales. No es para menos. Van Ulft, que hace dos años cambió la gimnasia por el powerlifting por el miedo a lesionarse, es capaz de levantar hasta 80 kilos.

En todos los rincones del planeta se ha hecho eco a esta noticia. En Inglaterra, por ejemplo, el prestigioso diario ‘Daily Mail’ entrevistó a su padre. Cavan van Ulft no ocultó el enorme orgulloso que siente por su hija: «Rory no sólo es la niña de siete años más fuerte del mundo, sino que también es probablemente la niña o el niño de siete años más fuerte que jamás haya vivido».

LA VERDADERA PASIÓN DE RORY VAN ULFT

Pero la pequeña campeona, a pesar de sus excelentes resultados (levanta 32 kg, con tirones de 42 kg, sentadillas de 61 kg y peso muerto con 80 kg), prefiere la gimnasia al powerlifting: «Prefiero la gimnasia al levantamiento de pesas porque en la gimnasia no tengo que levantar nada sobre mi cabeza», dijo la niña en la menciona nota del periódico inglés.






The 7-Year-Old Weightlifter Aiming For The Olympics - Rory van Ulft



No queda duda de que Rory es la niña de 7 años más fuerte del mundo. Su caso es bastante similar al de Arat Hosseini, quien es considerado el niño más acuerpado del planeta. El pequeño iraní también tiene 7 años y se ha hecho famoso por sus marcados músculos.

El responsable de ello es su padre, Mohamad Hosseini, quien lo entrena para convertirle en el nuevo Cristiano Ronaldo. Hecho que se comprueba con las cosas que publica en sus redes sociales, pero especialmente en su cuenta de Instagram, donde cuenta con más de 4,5 millones de seguidores.

Artículos Relacionados