Al elegir ejercicios para desarrollar la movilidad articular y las recomendaciones para su utilización, es de vital importancia distinguir los tipos de movimientos iniciales, a partir de los cuales se estructuran los movimientos para desarrollar una cualidad. Se distinguen pues los siguientes tipos de movimientos iniciales:

1. La flexión es un movimiento que casi siempre se acompaña de una disminución del angulo entre los segmentos limítrofes del cuerpo. Ejemplos de estos movimientos son la flexión de antebrazo y de la mano, del muslo y de la pierna.

2. La extensión es un movimiento que devuelve los segmentos del cuerpo de la posición de flexión a la posición anatómica de partida y que provoca un aumento del angulo entre dichos segmentos. Si se prosiguen los movimientos de extensión, se provoca una hiperextensión.

3. La abducción es un movimiento del segmento, lateral y hacia el exterior respecto a la linea media del cuerpo.

4. La adduccion es el movimiento contrario a la abducción. Se produce una adducion al aproximar la extremidad respecto a la linea media del cuerpo.

5. La rotación es un movimiento de un segmento del cuerpo al rededor de eje propio. Como ejemplo, podemos citar las rotaciones de cabeza y el tronco.

6. La circunduccion es un movimiento circular en el que el final del segmento que interviene en el movimiento describe un circulo. Este tipo de movimientos es a menudo una combinación de flexiones, extensiones, aducciones y abducciones. Por ejemplo, la rotación circular del brazo.

7. Movimientos especiales. Algunos tipos de movimientos reciben términos especiales. Así pues, la rotación del antebrazo hacia afuera se denomina supinación. Por el contrario, la pronación es una rotación interna del antebrazo.

Cambios según la edad

Con el crecimiento del organismo, se producen cambios importantes en el esqueleto, y el tejido cartilaginoso se convierte en tejido óseo. La estructura muscular se forma paralelamente al crecimiento y a la formación del organismo.

Hacia la edad de 7-8 años, las fibras musculares adquieren las propiedades estructurales fundamentales que caracterizan a los adultos. Ademas, se observa un crecimiento intenso de los tendones en todos los músculos, se ensanchan las aponeurosis y las fascias, aumenta el volumen del tejido conjuntivo.

Hacia la edad de 13-15 años, la fuerza muscular crece y aumentan las propiedades de resistencia de los músculos. La cantidad de fibras elásticas aumenta con la edad. Se hace menos extensible, menos frágil.

A la edad de 12-14 años, el trabajo de desarrollo de la flexibilidad es dos veces mas eficaz que el que se puede efectuar a los 18-20 años. El nivel de flexibilidad depende del sexo de la persona, de las particularidad del medio externo y de todo tipo de factores suplementarios.

24Shares

Artículos Relacionados