Cuando hablamos de trucos en el mundo del entrenamiento hacemos referencia a esos tips o consejos que te ayudarán a llegar a tu objetivo. No tiene nada que ver con la magia o algo por estilo, pues bien sabemos que aquí los milagros no existen.

Me imagino que sueñas con tener un abdomen plano y marcado. No eres el único. La sociedad nos ha vendido la idea de que no hay cosa más sexys que tener los abdominales rayados. Pero, conseguir que se vean como queremos no es tan fácil como muchos creen, ni tan difícil como otros piensan.

La clave está en cambiar nuestro estilo de vida e implementar ciertos hábitos que nos permitirán quemar la grasa acumulada en esta zona del cuerpo. Además, es muy importante elegir bien los ejercicios que debes realizar para tener el abdomen el que deseas.

El entrenamiento es parte fundamental a la hora de obtener los resultados deseados, pero teniendo siempre en cuenta que estos músculos se marcan en la cocina y en la mesa, y no en el gimnasio. Teniendo esto claro, a continuación te comparto cinco trucos para fortalecer los músculos de la zona core.

1. TRUCOS PARA EL CARDIO

«Brinca la cuerda para quemar cinco veces más calorías que cuando corres, además calentarás múltiples músculos. Así estarás preparado para comenzar un entrenamiento intensivo con pesas y sacarás más provecho de cada sesión», dice James Forbes, jefe de entrenadores personales del LA Fitness.

El ‘ski step’ o paso de esquí (para hacerlo, mueve los pies como si dieras pasos al frente, como cuando esquías) aplanará realmente tu estómago. No es de extrañar que el lavadero o six pack del boxeador británico Ricky Hatton viene y va más rápido que el verano inglés.

2. ENTRENA MIENTRAS TE CEPILLAS

Una buena sonrisa puede llevarte muy lejos. Y no sólo en términos de relaciones públicas: lavarte los dientes de la manera correcta te hará lucir un estómago de 10.

«Párate en una sola pierna cuando te cepilles los dientes, eso hará que trabajes a profundidad los músculos de todo el tronco. Éste es un perfecto ejercicio corto, que crea un grado de inestabilidad por medio del cual se trabajan los músculos más pequeños, esenciales para la fuerza del abdomen», asegura el doctor Tim Hutchful, de la British Chiropractic Association.

3. ENDURECE TUS ABDOMINALES

Intensifica tu ejercicio para acabar con la panza. Un estudio realizado por la Universidad Laval, en Canadá, mostró que los hombres, quienes aguantaron 15 semanas de entrenamiento en intervalos, perdieron nueve veces más grasa subcutánea que aquellos que hicieron 20 semanas de ejercicios estáticos de resistencia.

Incorpora a tu rutina sesiones con intervalos de alta intensidad tres veces a la semana. Haz un minuto a razón de 9/10; tres minutos a 4/10 y repite por 20 minutos. Es decir, sólo cinco minutos a toda velocidad para fortalecer tu zona core rápido.

4. PROFUNDIZA TU ZONA ABDOMINAL

Trabaja la profundidad del centro de tu cuerpo localizado en los abdominales transversos (ubicados en la capa más profunda del abdomen y que mueves cuando toses o te ríes mucho) responsables del estómago de lavadero.

«Respira profundamente y sostén el aire antes de la fase de inicio de cualquier ejercicio para calentar tus abdominales transversos. Después exhala de forma enérgica en la fase de regreso», aconseja Kate Eddy, entrenadora de fuerza y acondicionamiento en la Universidad de Bath, Reino Unido. Lo que se ve en el exterior es lo que hay en el interior de un six pack.

Video ThumbnailCuando hablamos de trucos en el mundo del entrenamiento hacemos referencia a esos tips o consejos que te ayudarán a llegar a tu objetivo. No tiene nada que ver con la magia o algo por estilo, pues bien sabemos que aquí los milagros no existen. Me imagino que sueñas con tener un abdomen plano y marca

5. ESTÁTICO PERO ESTABLE

Cerramos esta lista de trucos con las clases de Pilates. Los ejercicios de ‘estabilización estática’ de esta técnica trabajan más músculos del centro del cuerpo que las abdominales simples, de acuerdo con un estudio realizado en la Universidad Queen, Canadá.

Los ejercicios de palanca (recostados en el piso) y palanca lateral pondrán en marcha tus abdominales. Colócate en la posición de lagartijas, gira 90° apóyate en tu costado sobre uno de tus codos, alza el cuerpo y mantén la postura durante un minuto. Descansa 60 segundos. Haz tres series de cada lado.

Si cambias tus malos hábitos por unos más saludables y pones en práctica estos trucos revelados por entrenadores expertos y estudios científicos, en poco tiempo tendrás una zona core más fuerte y tonificada.

Artículos Relacionados