El momento ideal para incluir los métodos de la carga deportiva es la última parte de la sesión de entrenamiento o en la última fracción de la semana de velocidad. Hay dos objetivos que debe considerar en plan de su programa:

1. La salida con potencia y movimiento explosivo de corto alcance.

La fase I le ayuda a superar la inercia en cualquiera de las actividades de su deporte. Es extremadamente importante en deportes que se desarrollan en distancias cortas. La fase II, de la aceleración, marca el final de la mayoría de su habilidad para correr más rápido. Este estancamiento en la velocidad ha sido señalado por muchos otros investigadores durante velocidad máximas y próximas al máximo.

Estudios científicos han mostrado que la aceleración máxima tiene lugar muy cerca de la salida (30 a 90 centímetros) y disminuye rápidamente a cero, o cantidades muy bajas, alrededor de los 30 a 90 metros.

La tasa de caída es un indicador muy bueno de su habilidad para correr y su nivel de acondicionamiento. El análisis del tiempo de carrera de un atleta muestra la magnitud de la habilidad de éste para acelerar y aplicar potencia continua durante 6 u 8 segundos, en el caso de una carrera de velocidad máxima.

Ademas, se ha mostrado que la los corredores de élite mundial pueden acelerar ligeramente, incluso, en los últimos metros antes de llegar a la meta. Este ligero aumento puede significar la diferencia entre ganar y perder una carrera reñida.

En la mayoría de los deportes, la fuerza útil (esencialmente la aceleración) se consigue entre 9 y 13 metros (0,6 a 1,5 segundos). Por lo tanto, se debe entrenar la potencia máxima multidireccional mediante juegos como balonmano, baloncesto, bádmiton y squash. Realizando 10 a 15 salidas que cubran 0 a 18 metros ayudarán a entrenar los aspectos de salida correctos.

2. Métodos de potencia de carrera

Esta fase le entrena para desarrollar la potencia a velocidad elevadas. Las curvas de velocidad de los corredores muestran que la potencia generada cae a medida que corren mas rápido. La mejor forma de entrenar potencia a alta velocidad es mediante el aumento de carga deportiva con salida lanzada, utilizando el chaleco lastrado o carreras en cuesta a velocidades máximas o submáximas.

Se deberían llevar a cabo de 6 a 10 repeticiones en tramos 10 a 70 metros con pesos o resistencia que no reduzca la velocidad en más de un 1 a 5 por ciento. La adición de peso al chaleco, por ejemplo, en cantidad no mayor a un 1 a 5 por ciento del peso corporal debería situarle en este rango.

El trabajo que ha llevado a cabo con estos métodos de carga deportiva, le han preparado para correr más rápido y jugar más rápido en su deporte. Ahora su plan de entrenamiento debería enfocarse en dos aspectos: mejorar su velocidad de juego y mejorar su resistencia de velocidad.

22Shares

Artículos Relacionados