Joseph Baena, el hijo bastardo de Arnold Schwarzenegger, ha sorprendido al mundo con su impresionante parecido físico. El joven, de 22 años, le heredó mucho más que la pasión por las pesas a su padre.

Para nadie es un secreto que la vida de Arnold ha estado divida en dos partes: sus éxitos deportivos y sus escándalos personales. La gloria que alcanzó en su etapa como fisicoculturista, contrasta con las críticas que recibió por su vida privada.

Uno de los episodios más recordados es el de su divorcio con Maria Shriver, periodista estadounidense y sobrina de John F. Kennedy. En el año 2011, Schwarzenegger le reconoció a su esposa que tenía un hijo por fuera del matrimonio. El ahora actor, empresario y político le había sido infiel con Mildred Baena, quien era la empleada del hogar.

El fruto de esa aventura fue Joseph, que tuvo que esperar hasta los 12 años para saber quién era su verdadero padre. Mildred quedó embarazada de Arnold al mismo tiempo de Maria. Christopher (cuarto hijo de Maria) nació una semana después que Joseph (hijo de Mildred). El padre es el mismo: Arnold Schwarzenegger.

Baena estaba casada y, en el certificado de nacimiento, nombró a su marido desde hacía 10 años (Rogelio de Jesús) como el padre de Joseph. Sin embargo, solo 21 días después del nacimiento de su hijo, Mildred le pidió el divorcio a Rogelio. Solo ella y su madre supieron durante años que la superestrella de Hollywood era el padre de Joseph.

Fotos y Vídeos de Joseph Baena

Si bien Arnold intentó mantener este asunto en secreto para no enfrentarse a los Kennedy, familia directa de su hoy ex-esposa, tras saltar el escándalo decidió dar un final de película a esta historia. Pasados los años, es habitual ver a padre e hijo pasear juntos por Los Ángeles y ambos presumen el uno del otro en Instagram.

Curiosamente, es este hijo (tiene otros dos varones -Patrick y Christopher- y dos mujeres -Katherine y Christina-) el que ha seguido más de cerca los pasos de su padre en el mundo del culturismo y el deporte. Joseph luce con orgullo fotos y vídeos de sus entrenamientos, en los que deja claro que le heredó mucho más que la pasión por las pesas a su padre.

Baena, que lleva el apellido de su madre en vez de Schwarzenegger, nunca ha publicado una foto con ninguno de sus hermanos, lo que hace pensar que aunque la relación con su padre puede haberse arreglado con el tiempo, no tiene una muy buena interacción con los hijos de Arnold y Maria.

Mildred llevó una vida alejada de los medios desde que saltó el escándalo. Por eso nunca hubo una foto de ella con Arnold. Pese a la buena relación que existe tras todos estos años entre padre e hijo, parece que los Schwarzenegger-Shriver y los Baena existen en dos realidades diferentes. Joseph, con su impresionante parecido físico, se ha encargado de unirlos a todos.

Artículos Relacionados