Uno de los principales representantes del fitness ante el mundo es Jason Momoa. El reconocido actor estadounidense se ha sumergido en el mundo del entrenamiento y se ha convertido en la inspiración de millones de personas. A sus 42 años mantiene una figura envidiable para cualquiera de su edad.

Él se ha preocupado siempre por mostrar una imagen que enloquece a las mujeres y que motiva a los hombres. Razón por la cual fue elegido por DC Comics para interpretar a Aquaman, el integrante de la Liga de la Justicia más sexy y atractivo. Comenzó con un cameo en la película Batman v Superman: Dawn of Justice (2016), y más tarde fue protagonista en Justice League (2017), Aquaman (2018) y Zack Snyder’s Justice League (2021), películas que recibieron aclamación de la crítica y fueron grandes éxitos en taquilla.

Pero, darle vida al heredero del reino submarino de Atlantis no es una tarea fácil. Así lo ha revelado el nacido en Honolulu, capital de Hawái. A través de sus redes sociales y de diferentes entrevistas, el norteamericano desveló los secretos de su éxito. Dicho por él mismo y por sus entrenadores, esto es lo que tienes que hacer para tener el cuerpo de Aquaman.

Jason Momoa ha reconocido siempre que no le gustan los gimnasios y que solo coge una pesa cuando es por exigencias del guion y tiene que lucir muy fuerte en la pantalla. Él prefiere los deportes, las actividades al aire libre y los ejercicios con peso corporal como entrenamiento principal.

💪 ENTRENAMIENTO DE JASON MOMOA

Su día comienza con un poco de cardio y con muchos ejercicios como dominadas, sentadillas y lagartijas. Entrenar con tu propio peso corporal es una de las mejores formas de ganar fuerza y músculo, y Momoa suele integrar esto en su rutina diaria, con movimientos que involucran varios músculos al mismo tiempo.

La estrella de Hollywood confesó en una entrevista a la revista Men’s Health que los gimnasios lo aburren y que no fue hasta el año 2010 que comenzó a levantar pesas. «Es monótono y puedes quedarte estancado. Me aburro, así que hago mucho más boxeo, surfeo y escalo. Hago las cosas que amo hacer cuando no estoy entrenando para un personaje. Cuando tengo que cambiar mi tipo de cuerpo, simplemente lo cambio. Hago mucho más peso por tamaño, mucho más cardio para tonificar», dijo al respecto.

A Jason tampoco le gusta nadar, lo aburre tanto como la cinta de correr. Prefiere practicar esquí, snowboard y todo tipo de deportes de nieve. Tiene una casa en la montaña en la que hace vida familiar y comparte sus aficiones con sus seres queridos y sus amigos.

Pero, entonces, ¿Cómo puede un hombre que odia el gimnasio tener un cuerpo de superhéroe? La respuesta tiene dos letras y un número: AR-7. Momoa ha revelado en diferentes ocasiones que gracias a este exigente entrenamiento logró tener los músculos de Aquaman.

Las siglas significan Accelerated Results (Resultados Acelerados) y el 7 representa el número de series, repeticiones y segundos de descanso que lo componen. Este sistema permite conseguir mucha masa muscular en muy poco tiempo. Consiste en provocar un fallo muscular realizando varios ejercicios, con muy pocos segundos de descanso entre cada ronda. Este método acelera el metabolismo, quema calorías y promueve la producción de hormonas de crecimiento.

MÉTODO DE ENTRENAMIENTO AR-7

Empieza con 7 series de 7 repeticiones, con 7 segundos de descanso entre cada serie para un circuito predeterminado de ejercicios. A continuación, sigue la misma secuencia con el número 6 (6 series, 6 repeticiones y 6 segundos de descanso). Por último, haz lo mismo con el número 5 (5 series, 5 repeticiones y 5 segundos de descanso), como ronda final. Descansa 1 a 2 minutos entre cada ronda.

La rutina de ejercicios que Jason Momoa realiza para tener el cuerpo de Aquaman es la siguiente:

– Lunes (Pecho): Press en banco plano y en banco inclinado, aperturas en banco plano y cruces de poleas.

– Martes (Espalda): Dominadas abiertas y cerradas, remo con mancuernas, jalón abierto al pecho y remo sentado con poleas.

– Miércoles (Pierna): Sentadillas, extensiones de cuádriceps, sentadillas con saltos y peso muerto.

– Jueves (Brazo): Curl con barra Z, fondos para tríceps, curl martillo, flexiones diamante y tirón con polea.

– Viernes (Hombro): Press militar con barra, elevación frontal con disco, elevaciones laterales y pájaros con mancuernas.

Jason combina los movimientos mencionados con algunos ejercicios de cardio y de abdomen, que le permiten tener un entrenamiento y un desarrollo muscular más completo.







Entrenamiento de pecho de Jason Momoa | Men's Health España


La clave del entrenamiento AR-7 es mantener el ritmo de la sesión de ejercicios cumpliendo estrictamente con los períodos de descanso. También es muy importante, después de cierto tiempo, cambiar los ejercicios (siempre priorizando los multiarticulares) y aumentar ligeramente los pesos utilizados.

🐟 DIETA DE AQUAMAN

Jason Momoa mide 1,93 metros y pesa 106 kilogramos. Estamos hablando de una imponente contextura física que no solamente le sirvió para personificar a Arthur Curry, sino que también, para participar en la serie Guardianes la Bahía e interpretar a Khal Drogo en la serie Game of Thrones. Todos estos personajes los consiguió gracias al entrenamiento que ya mencionamos y a los parámetros de alimentación que mencionaremos a continuación.

El día para Jason comienza con un desayuno pre-entrenamiento de crema de cacahuete y miel con tostadas integrales, sandía y arándanos, pero en pequeñas cantidades. La segunda comida del día consiste en atún, aguacate y espinacas, nada de carbohidratos, excepto una cerveza Guinness, la que más le gusta a Momoa.

La tercera comida, pre-cardio, son 300 gramos de carne de ternera, con espinacas salteadas con aceita de oliva. Hace cardio después, en su caso un poco de escalada durante al menos 45 minutos. Para acabar el día, la cuarta y última comida incluye de nuevo espinacas salteadas, medio aguacate, dos pechugas de pollo al horno y otra lata de cerveza Guinness.

Pese a que es consciente de que sin una buena dieta no sirve de mucho hacer ejercicio, Jason reconoció en una entrevista que no le gustaba tener que cohibirse de sus gustos para poder lucir el cuerpo de Aquaman: «No puedo beber tanta cerveza como me gustaría. Cuando me preparé para Drogo fue genial porque todo lo que hacía era levantar mucho peso, comer pizza y beber Guinness. Ahora tengo que cuidar mi figura como si fuera una chica».

El propio actor norteamericano confesó alguna vez que, debido a su genética, coge peso con facilidad y que necesita mucha actividad física para quemar lo que come. Y que ésta es una de sus principales motivaciones para estar en forma.

Sin embargo, el secreto de su bienestar son su esposa Lisa Bonet, casi 12 años mayor que él y sus tres hijos. «Ellos le dan sentido a mi vida y no quiero pensar qué habría sido de mí sin ellos», aseguró la estrella de Hollywood.

Artículos Relacionados