El mundo del fitness está lleno de un sinnúmero de modalidades de entrenamiento que permiten darle gusto a todas las personas. Una de las que más fuerza ha tomado en los últimos años es el famoso ‘Pilates’. Un método ideal para estos días de cuarentena.

Los seres humanos nos enfrentamos a una nueva pandemia. Las autoridades de todo el planeta están en alerta máxima ante la propagación del Coronavirus, una enfermedad que nos ha obligado a quedarnos en casa durante varios días.

Estas medidas de prevención han provocado, además, el cierre de lugares públicos como restaurantes, centros comerciales, colegios y gimnasios. Como el objetivo es quedarnos en casa todo el tiempo y evitar que el virus se siga propagando, te recomendamos seguir entrenando en la comodidad de tu hogar con esta modalidad.

¿QUÉ ES EL PILATES?

Es un sistema de entrenamiento físico y mental creado a principios del siglo XX por Joseph Hubertus Pilates, quien lo ideó basándose en su conocimiento de distintas especialidades como gimnasia, traumatología y yoga; uniendo el dinamismo y la fuerza muscular con el control mental, la respiración y la relajación.

En sus principios fue llamado Contrología, por el propio Joseph, debido a que recalca el uso de la mente para controlar el cuerpo, pero buscando el equilibrio y la unidad entre ambos.

El método se centra en el desarrollo de los músculos internos para mantener el equilibrio corporal y dar estabilidad y firmeza a la columna vertebral. Por esta razón es muy usado como terapia en rehabilitación​ y para, por ejemplo, prevenir y curar el dolor de espalda.

Principios Fundamentales

Aunque el método Pilates se ha desarrollado y ha dado lugar a una gran cantidad de estilos y aplicaciones distintas, existen unos principios fundamentales que deben estar siempre presentes:

– Alineamiento
– Centralización
– Concentración
– Control
– Precisión
– Fluidez
– Respiración.

Beneficios

En general, los ejercicios de Pilates están destinados a mejorar la función corporal en fases iniciales de tratamiento de una patología, en fases posteriores de mantenimiento o mejora del estado físico, e incluso a nivel deportivo, previniendo lesiones y mejorando del rendimiento.

Además, es una de las herramientas con la que cuenta el fisioterapeuta para aplicar ejercicio terapéutico en sus pacientes.

También tienen un efecto directo sobre el sistema neuromuscular, incidiendo en mejorar la consciencia corporal, los patrones de activación muscular, la postura, el equilibrio y la coordinación. Los beneficios que se pueden obtener a través de la práctica del método Pilates son diversos y muy interesantes para la salud de la persona. Algunos de estos beneficios son:

– Tonifica y moldea los músculos
– Mayor flexibilidad, destreza, agilidad y coordinación de movimientos
– Fortalece el abdomen
– Corrige y mejora la postura
– Figura más estilizada
– Reducción del nivel de estrés
– Aumenta la elasticidad.

Video ThumbnailEl mundo del fitness está lleno de un sinnúmero de modalidades de entrenamiento que permiten darle gusto a todas las personas. Una de las que más fuerza ha tomado en los últimos años es el famoso 'Pilates'. Un método ideal para estos días de cuarentena. Los seres humanos nos enfrentamos a una nueva

TIPOS DE PILATES QUE HAY

Aunque hoy en día existen muchos tipos de disciplinas englobadas bajo el término pilates, todas ellas se pueden agrupar en dos grupos fundamentales. Las del primero se realizan con la ayuda de aparatos especialmente diseñados y las del segundo se practican en el suelo, sobre una colchoneta, aunque se pueden incorporar diversos aparatos.

No obstante, obviamente los principios que rigen ambos son idénticos y la realización de muchos de los ejercicios es muy similar. Esto son los más famosos:

– Con aparatos. Se realiza con la ayuda de varios aparatos inventados por Hubertus, aunque con el paso de los años han surgido distintas versiones y modificaciones. Estos aparatos son principalmente cuatro: El reformador, el trapecio o cadillac, la silla y el barril.

– En suelo. Se realiza en una colchoneta, sobre el suelo. Puede incluir diversos accesorios: Aro, banda elástica, balón suizo, bosu, cajón o mancuernas, entre otros.

– Versión yoga. Según algunos expertos, el aspecto físico del yoga es tan solo una mínima parte del pilates. Referente al plano físico, ambos sistemas son excelentes para fortalecer el cuerpo y ganar flexibilidad. En los dos la atención a la respiración es clave (aunque lo utilizan de forma diferente) y tanto uno como otro pueden ajustarse a diferentes necesidades y niveles de fitness.

En conclusión: si lo que se busca es una actividad que repercuta en mente y cuerpo, el yoga es bueno. Si se está interesado en un sistema de acondicionamiento muscular que aúne el trabajo de mente y cuerpo, con especial acondicionamiento de la zona abdominal, es mejor optar por Pilates.

Así que si quieres aprovechar la cuarentena para entrenar y estar en forma, el método pilates es una gran opción.

Artículos Relacionados