El mundo del fitness está lleno de modalidades de entrenamiento que permiten darle gusto a todas las personas. Una de las que más fuerza ha tomado en los últimos años es el famoso ‘Yoga’.

Estamos hablando de una disciplina llena de beneficios que es más común entre las mujeres, pero que muchos hombres también practican. No es para menos. En medio de todas sus virtudes ayuda a combatir el dolor lumbar, aumentar tus elevaciones y eliminar el estrés.

Muy seguramente ya te han hablado antes del yoga, sin embargo, hoy lo miraremos desde un punto más especifico y enfocado al entrenamiento. Teniendo como primicia que realmente puede ayudarte a alcanzar tus objetivos de entrenamiento mental y entrenamiento físico. A continuación, exploramos todo lo que necesitas saber sobre su práctica y sus beneficios, para que puedas empezar a incluirlo en tu rutina.

¿QUÉ ES EL YOGA?

Coloquialmente el término «yoga» tiene como definición «unión», refiriéndose al sorprendente y fluido de las posturas para unificar el cuerpo y la mente. Alguna vez sinónimo de tipos hippies excéntricos, ahora es practicado por jugadores de la NFL, equipos de la Premier League, atletas del CrossFit y muchos más. Incluso los soldados de las Fuerzas Especiales juran por los beneficios de golpear el tapete.

Especialmente esta modalidad se concentra en encontrar patrones de respiración con poses que llevan a tu cuerpo a través de un flujo de movimientos que promueven la flexibilidad, movilidad y una sensación de calma. Trabajar en tu respiración, por ejemplo, ayuda a combatir la depresión, ansiedad y el estrés, además de darte la capacidad de vencer el insomnio.

CREADO COMO UN ENTRENAMIENTO MILITAR
Entonces, ¿por qué los hombres lo evitan? Es difícil precisar una razón exacta, pero hay algunas teorías sobre por qué estamos lentos en la aceptación. «Hemos visto a lo largo de los años, a medida que la práctica se hizo más occidentalizada en los años 90 y principios de la década de 2000, que tenía una fuerte conexión con las mujeres», explica Michael Wong, fundador de la aplicación ‘Boys of Yoga and Mindfulness Just Breathe’.

«Pero esa forma de pensar ha comenzado a desaparecer desde hace un tiempo, y la forma en que este tipo de entrenamiento se representa ahora en nuestra época actual es algo abiertamente valioso y beneficioso para hombres y mujeres por igual.

Para aquellos hombres que aún viven en el pasado, se están perdiendo, y espero que siga habiendo un cambio positivo hacia el presente y el futuro que demuestre que el yoga es valioso para todos. De hecho el yoga fue creado para los hombres y fue utilizado como un entrenamiento militar», revela Wong.

BENEFICIOS DEL YOGA

Hay muchos beneficios que provienen de organizar una cita quincenal con el tapete, pero incluso van más allá de ser capaces de ponerse en cuclillas más profundo y presionar con mayor seguridad.

Por ejemplo, al desarrollar regularmente la fuerza, trabajar el músculo y mantener la masa a través de varias posturas, unificarse con una o dos sesiones podría ayudar a comenzar a compensar los primeros signos de artritis y osteoporosis.

Del mismo modo, un estudio de la Universidad de Texas descubrió que solo cuatro días de flujo entre perros hacia abajo y saludos al sol podrían ser suficientes para proteger tu sistema inmunológico contra los resfriados. También hay un método detrás de esto: una hora de estiramiento aumenta el contenido de linfocitos en la sangre y ayuda a triplicar la expresión genética, el proceso de construir células que destruyen la gripe.

Otros beneficios del yoga incluyen una mayor capacidad pulmonar, mayor concentración y equilibrio. Generalmente, las personas que lo practican con frecuencia, están más tranquilo y mucho más atento. Definitivamente eleva tu inteligencia emocional y social.

Tu vida sexual también puede verse aumentada. «Debido a que el yoga ayuda a las personas a desarrollar una sensación de calma, fuerza, resistencia, agilidad, conocimiento de sus propios cuerpos y la capacidad de permanecer en el momento presente y hacer pequeños ajustes, puede mejorar en gran medida el rendimiento sexual y la confianza, independientemente de qué se practican poses para esto», explica la terapeuta sexual Gracie Landes.

9Shares

Artículos Relacionados