El proceso del entrenamiento deportivo, en su conjunto, se realiza sobre la base de determinados principios, reglas y proposiciones científicas y metodológicas. Éstos se complementan entre sí y garantizan la justeza y armonía de todo el sistema de preparación del deportista.

Los principios del entrenamiento deportivo están construidos sobre la base de principios pedagógicos de carácter general que condicionan cualquier proceso de enseñanza y aprendizaje. Sin embargo, en la esfera de la Educación Física adquieren un contenido especial. En total son siete, aunque dependiendo del autor pueden variar sus nombres.

– PRINCIPIO DE ESPECIALIZACIÓN

Los fundamentos biológicos del desarrollo de los entrenamiento muestra que, por medio de ejercicios especialmente orientados, se pueden provocar modificaciones especificas en los órganos y sistemas del organismo del deportista, relacionadas con las exigencias del deporte que practica.

En el entrenamiento especializado deben distinguirse dos direcciones: la primera, el ejercicio para el deporte practicado; y la segunda, la aplicación de ejercicios especiales para la educación de las cualidades motoras y el perfeccionamiento de la técnica. La correlación de estas dos orientaciones es diferente según la modalidad deportiva practicada.

– PRINCIPIO DE MULTILATERALIDAD

La elevación del nivel del desarrollo multilateral, incluyendo el grado de preparación física general, es la condición mas importante para adquirir una preparación física especial, así como una maestría técnica en el deporte practicado. Es por ello que al desarrollar en mayor medida una cualidad, no debe olvidarse el desarrollo de las demás.

Una multilateral preparación física va eternamente acompañada de una magnifica salud y garantiza la estabilidad del organismo frente a cualesquiera factores negativos. Ademas, contribuye exitosa y efectivamente a elevar el nivel del entrenamiento especial.

OTROS PRINCIPIOS DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

– PRINCIPIO DE LO CONSCIENTE

Contempla una preparación y una conducción del entrenamiento y una actividad tal entre el entrenador y sus alumnos que posibiliten a cada deportista saber por qué y para qué actúa. El gran papel de este principio se manifiesta en la educación y la perfección de las cualidades morales y volitivas; y en el dominio de la técnica y la táctica.

Cuando un deportista, después de la realización de un ejercicio, se rinda cuentas de lo que hizo, analice sus movimientos, juzgue sus errores y sepa cómo superarlos, estará en condiciones de repetir el ejercicio con más éxito.

– PRINCIPIO DE GRADUALIDAD

Este principio se garantiza en la metodología de enseñanza de la técnica y la táctica de cualquier deporte. Esta metodología, en grado considerable, se basa en las reglas pedagógicas fundamentales: «de lo simple a lo complejo»; «de lo fácil a lo difícil»; «de lo conocido a lo desconocido».

Por otra parte, significa un aumento prudencial de las cargas y dificultades de los ejercicios en cada sesión. Sobre la base de este principio se organiza el proceso de entrenamiento para ciclos de 1 semana, 1 mes o 1 año.

Video ThumbnailEl proceso del entrenamiento deportivo, en su conjunto, se realiza sobre la base de determinados principios, reglas y proposiciones científicas y metodológicas. Éstos se complementan entre sí y garantizan la justeza y armonía de todo el sistema de preparación del deportista. Los principios del entre

– PRINCIPIO DE REPETICIÓN

Este principio está basado en la importante proposición fisiológica, sobre la necesidad de acciones repetidas para la formación de relaciones reflejo-condicionadas para producir los cambios correspondientes, así como la reorganización y perfeccionamiento de los órganos y sistemas de sus funciones bajo la influencia del entrenamiento.

Todas las diversas tareas de la preparación del deportista se resuelven mediante la repetida realización de ejercicios, acciones, tareas, cargas competitivas y de entrenamiento.

– PRINCIPIO DE LO EVIDENTE

Este principio condiciona la conducción de la enseñanza, la educación y la elevación de las posibilidades funcionales con la mayor receptibilidad por parte de los alumnos. Tiene significación, sobre todo, en la enseñanza de la técnica y la táctica deportivas.

Es muy importante que el atleta vea cómo realizó la tarea y cuáles errores cometió. La comparación de lo propuesto con lo realizado es uno de los factores más importantes de la enseñanza, la educación y el desarrollo de las cualidades motoras.

– PRINCIPIO DE INDIVIDUALIZACIÓN

Este principio exige que los objetivos y tareas de la preparación del deportista, es decir, los ejercicios físicos, se seleccionen de correspondencia con el sexo y la edad de los practicantes, del nivel de sus posibilidades funcionales, de su preparación deportiva y estado de salud.

La base fundamental para realizar este principio es la confección de planes individuales de entrenamiento. Es muy importante la participación del deportista en la realización de este principio.

En conclusión, todos los principios del entrenamiento se relacionan y condicionan mutuamente. Ninguno de ellos puede ser realizado sin ayuda de los demás. En la correlación de todos ellos está la clave del éxito deportivo.

Artículos Relacionados